martes, 28 de octubre de 2014

¿Cómo montar su propio negocio en Twitter?

(Con juegos de azar y mujerzuelas).

La verdad es que llevaba como 98796895098686 años sin escribir en este intento de blog, pero no lloren. 

Ya pasó.

No sabía ni qué me iba a poner a escribir, así que aproveché otra cosa que tengo pendiente.

Más abajo se irán dando cuenta...

MUHAHAHA ¬¬

Desde hace un tiempo se me han ocurrido cosas que se pueden vender en Twitter.

Montar negocio en esta red es muy fácil.


Siempre le digo a la gente que es como ir a vender camisetas de fútbol a la salida del estadio.

Pero esta vez hay una diferencia.

Les voy a explicar cómo hijueputas arrancar desde ceros.

Sí, sin saber nada de ventas, ni de envíos, ni de hacer una página Web...

Es más, sin saber cómo encontrar clientes.

Y como les gusta: gratis.

Lo primero es pensar qué carajos vender.


O mejor dicho, ¿qué compraría usted?

Esa es la primera pregunta que deben hacerse.

¿Comprarían cupcakes de Twitter? ¿O con su arroba?

¿Comprarían carcasas para celular con su tweet favorito?

¿Comprarían agendas con su avatar y @?

¿Comprarían chaquetas con el pajarito de Twitter bordado en la espalda?

¿Comprarían pollitos de verdad pintados de azul? #OkNo

¿Compra...?

Bueno, creo que ya entendieron.

Es como vender brownies, pero por Interné

A veces uno tiene la idea en toda la jeta y ni la ha visto.

¿No me cree?

Eche un vistazo a lo que tiene en este momento a su alrededor...

Ahora imagine todas esas cosas "brandeadas" con el pajarito de Twitter, un tweet, un avatar, una @...

La vaina es pensar en cosas que se utilicen a diario o que todo el mundo necesite.

¿Han notado que todo el mundo ahora monta en bicicleta?

Algo puede salir por ahí también.

Un sticker con su @ pa' ponerle a la bicicleta (yo no lo usaría, pero no falta...)

O puede ser un sticker para el casco.

En fin, sólo es mirar alrededor y ya.

Cualquier accesorio o vaina rara sirve.

Ya teniendo su idea, el siguiente paso es buscar quién la va a hacer realidá.

A menos que usted sea el que fabrica todas esas mierdas, va a necesitar un proveedor.


Y para eso está Google.

O si no, la fácil: Mercado Libre.

En alguna de las dos fijo encuentra quién fabrica hasta pasamontañas personalizados o cualquier pendejada.

Ahí es cuando toda esa gente que es buena haciendo manualidades y artesanías puede sacar provecho.

Una billetera twittera y cosas así.

Incluso, es buen negocio si usted es ilustrador o algo por el estilo.

Puede cobrarle a la gente por convertirle la foto del avatar en una ilustración.

Yo una vez hice un trueque con @eltwitilustrado para que hiciera eso con el mío.

De hecho, el proveedor es lo más fácil, ya todo está inventado y hay quién lo haga por uno.

El siguiente paso es montar una página o alguna vaina donde la gente pueda ir a ver fotos de la porquería que se le ocurrió empezar a vender.

No se asuste, eso de montar una página hoy en día es lo más culo del mundo.

Con Blogger o Wordpress puede montar una y le pone una plantilla para que parezca que le pagó a alguien por diseñarla.

En una semana ya la tiene hecha a punta de tutoriales, y sin tener ni puta idea de códigos, programación e incluso diseño.

Las plantillas hacen todo el trabajo, usted sólo se encarga del contenido y "engallarla".

Si es un vago de mierda o no sabe ni cómo enviar un mensaje de texto, pues hay otra opción.

Por ejemplo, doña @tifis tiene una vaina llamada Monomi.

Ahí ya está todo masticadito y puede montar su tienda online.

Por lo general, es el típico chuzo atendido por su propietario

Listo, en este punto uno lo que más quiere es lanzar ya esa mierda.

Pero calma marica, no se ponga a lanzar eso así como así.

Primero tiene que comprar un dominio en la Interné.

No es lo mismo maricaditasvarias.wordpress.com que maricaditas.com.

Esta parte es un pendejada, y además se paga anual.

Yo lo que hago es contactar a @PabloAndres

El man le cuadra eso a uno en un momentico y al rato ya tiene una dirección pa' empezar a decirle a la gente que llegue.

La verdad ahí sí es bueno tener un nombre fácil de recordar porque la gente es putamente distraída y no se lo va a grabar así como así.

Ahora viene la parte divertida: la forma de pago.


(Por favor, leer "divertida" con sarcasmo).

Hay básicamente 3 opciones:

Pagos Online y cosas por el estilo, giros en Efecty o algo parecido y la que para mí es la mejor: Puntos Vía Baloto.

Vamos a explicar los pros y los contras de esta parte, que precisamente es la más importante.

¿Por qué?

Pues porque ahí puede ganar o perder el billetín que espera ganarse con su intento de negocio.

1. Pagos Online: Yo odio esa mierda, le toca pagar hasta por preguntar y termina perdiendo mucha plata si su producto es baratín y no se vende como arroz.

2. Efecty o giros: Es muy fácil, pero la cagada es que el comprador termina pagando más y puede que sencillamente por el incremento que generan el giro y el envío, prefiera no comprarle. Y peor si el producto es barato y el giro + envío termina siendo como la mitad de lo que cuesta.

3. Puntos Vía Baloto: Están regados en cada esquina, el usuario no paga un valor adicional, y usted tampoco... ¡Jueputa, la hicimos!

Ahora, la pregunta es: ¿Pero cómo carajos hago para que me paguen a través de esa mierda?

R: Fácil

Simplemente tiene que abrir una cuenta de ahorros en Citibank.

Abrirla es una pendejada, y se puede solicitar en línea, entrando acá.

Esa gente la tiene clara. Uno se puede contactar con ellos por la página Web, por Twitter, por Facebook, por teléfono...

No importa, lo terminan atendiendo, le piden los papeles que debe tener, incluyendo su otra cuenta que fijo será por ahí de Bancolombia o Davivienda y ya.

Luego, lo visitan en su oficina, y unos días después le llega su tarjeta. Fin.

¿Y qué putas tiene qué ver eso con pagar en un Baloto?

Pues que Citibank tiene convenio y cualquier persona puede consignarle plata a su cuenta en esos puntos.

Otra parte divertida es la entrega/envío de su marica producto

Ya teniendo la platica en el bolsillo, es hora de hacer feliz al cliente y esas payasadas.


Acá también hay varias opciones.

Si se fue por Pagos Online o sistemas por el estilo, ya están los datos de su comprador para el envío.

Si montó su tienda en  Monomi, también.

Pero si quiere todo gratis, como yo, le toca crear un formulario de contacto en Google, luego lo inserta en la página que creó y listo.

Esa parte también es fácil. Sólo es escribir en Google algo como: Cómo crear formularios de contacto en Google.

Eso se crea en lo que antes se llamaba Google Docs y ahora es Google Drive.

De hecho, le da la opción de notificarle a su email cada vez que alguien llena el formulario.

Es decir, cada vez que alguien hace una compra.

Ahí en ese formulario (que usted mismo crea) le pide a la persona los datos importantes:

Nombres completos, apellidos completos, teléfono, dirección y ciudad, email, @ de Twitter, nombre del producto, observaciones, etc.

Ahí lo bueno es que Google le va montando toda esa mierda en un Excel bien organizadito como base de datos.

Para realizar el envío hay opciones como Servientrega, Deprisa, Envía y hasta más...

Incluso, la más fácil es decirle a la gente que pase a su oficina y lo recoge, es probable que vivan o trabajen cerca.

De paso se conocen, le toma una foto y la sube a la galería de su página.

Crear relaciones en ese momento es clave, porque pueden convertirse en clientes o referenciarlo.

Ya tengo el producto, tengo la página, la forma de pago, la forma de envío, ¿ahora qué putas hago?


Pues empezar a buscar marranos clientes.

¿Recuerdan el ejemplo de vender camisetas afuera del estadio? Pues aquí es donde se vuelve literal.

Créele una cuenta de Twitter a su producto y empiece a seguir gente que podría estar interesada en comprarlo.

Hábleles, suba fotos, invente buenas promociones, empiece a moverse, igual los twitteros se interesarán tarde o temprano.

Bueno, excepto si el producto es una verdadera basura.

Pero si no, pues vaya al paso número dos: influenciadores.

Busque gente famosa, de farándula, youtubers o simplemente twitteros reconocidos y regáleles el producto.

Si les gusta, seguro subirán una foto y lo mencionarán recomendándolo.

¡Breve!

Haga concursos y regale un par.

Eso sí, que el concurso sea para obtener alcance, que le den RT a sus fotos, que lo mencionen.

Aproveche pa' ganar visibilidad.


Es más, aproveche la cantidad de eventos y pendejadas que se inventan en torno a las redes sociales y el mundillo de los social media.

Vaya y ofrézcalo allá. Cuénteles a sus seguidores que va a estar vendiéndolos durante el evento y péguese del HT que usen para tener visibilidad.

Incluso, hable con los organizadores y propóngales su producto como merchandising para los asistentes o de obsequio para los conferencistas, fijo les encantará.

¡Avíspese!

Si le quedó grande o su producto es algo muy específico, no sea marica, también se puede.

Acá en este otro post expliqué cómo se pueden buscar tweets por geo-localización.

Traducción: puede encontrar/leer en vivo a las personas que a las 2:00 p.m. escriban tweets con la palabra postre y estén ubicados en Usaquén.


Ahora, imagine las posibilidades, de acuerdo a su producto y su target.

 Yo, por ejemplo, lo que hice fue escribir este post porque pronto voy a lanzar @TuiLlaveros.

Entonces, aproveché para escribir aquí en mi blog, y además, este otro post (censurado) en el blog de PremiosTW Co.

Lo escribí especialmente para todos los carechimbas que siempre se quejan porque escribo en líneas, y no en párrafos, y para los que dicen que debería escribir esta mierda sin groserías.

Allá podrán ver la versión en párrafos, sin groserías y con algo más...

-
Para ver qué más se me ocurre empezar a vender, estoy aquí.

Para ir encargando de una vez sus TuitLlaveros, pasen por aquí.

Cualquier pendejada que quieran preguntar, criticar, agregar o lo que sea, escríbanla de una acá abajo en los comentarios ↓ Apenas la lea, entro y respondo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

← ¡Compartir este post es gratis!