martes, 18 de octubre de 2016

¿Qué hacer si nadie me contrata por no tener experiencia? :(

Jamás había escrito un post completo desde mi celular.

Se siente un poco raro y el maldito corrector cambia muchas palabras.

Así que cualquier cosa puede malir sal.

Pero es divertido.

En este momento son las 3:00 a.m. y no tengo sueño.

Así que decidí escribir este post luego de estar viendo varios videos de TED que me sirvieron como inspiración.

Por cierto, estoy entre las cobijas y lo único que se ve es la pantalla del teléfono.

Empecemos...

Cada cierto tiempo, alguien que no conozco me contacta para decirme que no sabe qué hacer porque en ningún lado lo contratan y cree que es por no tener experiencia. 


Me preguntan algo que es bastante estúpido ilógico: ¿Qué curso o diplomado me recomienda?

WTF.

¿Es en serio?

Si uno necesita experiencia, lo que menos experiencia le va a aportar es algo en lo cual no experimenta absolutamente nada.

Leer este post no sirve como experiencia, asistir a una charla de un experto, tampoco.

Vamos a lo básico.

¿Qué significa experiencia? 

Conocimiento de algo, o habilidad para ello, que se adquiere al haberlo realizado, vivido, sentido o sufrido una o más veces.

Es lo que yo estoy haciendo en este preciso momento porque jamás se me había ocurrido escribir un post desde mi celular.

No es la experiencia más cómoda, excepto porque estoy escribiendo acostado entre las cobijas.

Pero en algún momento me servirá para algo.

Al menos para decir que ya tengo experiencia haciéndolo.

Lo peor que puede hacer alguien que necesita experiencia es creer que un curso es igual a tener experiencia. 


Los cursos, charlas, conferencias, tutoriales y esas cosas aportan conceptos, herramientas e ideas, pero no sirven de nada si no se llevan a la práctica.

Es más, siempre a veces es mejor ser autodidacta.

En Internet está todo.

Si uno quiere aprender a administrar cuentas de Twitter con HootSuite, hay cientos de videos en YouTube.

Si uno quiere aprender a editar video, hay miles de opciones.

Si uno no tiene experiencia como community manager, se puede inventar una comunidad de lo que a uno se le ocurra.

Yo le enseñé a mi perro a sentarse gracias a Internet.

Hasta se puede crear un nuevo medio de comunicación que informe sobre temas interesantes.

O informar mierda, como Actualidad Panamericana.

Crear una serie web.

Incluso, crear videojuegos es posible.

Lo que se le ocurra, se puede hacer.

¡Y gratis!

Julius Yego, el campeón mundial de jabalina, aprendió a lanzarla con YouTube.


Y si un man llamado "Julius" pudo hacerlo, cualquiera puede. 

No. No aprender a lanzar jabalina. 

Me refiero a arriesgarse a hacer algo que uno nunca ha hecho. 

Internet sirve para aprender y luego poner en práctica eso que uno quiere lograr. 

La única forma de adquirir experiencia es pasar de la teoría y el aprendizaje a la práctica, a hacerlo uno mismo. 

Así sea a las malas, algo se aprende después de probar 

La práctica hace al maestro, no la teoría. 

No entiendo cómo es posible que alguien que quiera trabajar como community manager diga que no tiene experiencia. 

Es putamente fácil. 

Ninguna red social popular cobra por abrir un perfil/cuenta/página/grupo y empezar a experimentar. 

Lo que más miedo da de contratar a aleguen sin experiencia es que todas las cagadas que va a hacer, las haga con la cuenta oficial de una marca/empresa/entidad.

Además, es mucho más interesante el perfil de alguien que apenas está empezando y ya tiene proyectos e iniciativa propias.

Ahí es cuando vale verga el que tiene 10 cursos, pero nunca ha publicado una sola cosa.

Termina siendo más valioso alguien que creó su propia comunidad o un sitio web y ha venido teniendo muchos errores. 

Alguien que ya pasó esa etapa y sigue mejorando. 

En ambos casos, la van a seguir cagando de vez cuando. 

El único curso útil en este ejemplo sería uno de ortografía. 

Eso falta como un putas, incluyendo a gente que lleva años trabajando con social media. 

Yo empecé de la nada, creando comunidades y grupos cuando no tenía ni trabajo y aún a nadie le pagaban por hacer eso. 


Y ahora, mírenme, sigo viviendo en el sótano de mis papás.

Cuando empezaron a pagar y le pusieron nombre, yo ya tenía experiencia. 

Solo que venía haciéndolo gratis. 

Ya no, ahora cobro hasta cuando me piden consejos.

¿Por qué? 

Porque la experiencia vale, así uno la haya adquirido gratis.

Ese esfuerzo siempre va a valer la pena. 

Es poder decirle a otro que uno ya pasó por ahí y puede hacerlo mejor, asesorarlo. 

El popular "más sabe el diablo por viejo que por diablo".

¿Cuál es la ventaja de ser autodidacta y crear proyectos que dependan de uno mismo?

Todas. 

Uno hace, literalmente, lo que le dé la gana. 

Yo, por ejemplo, puedo escribir aquí todas las groserías que me sepa y nadie me lo puede prohibir. 

Yo soy el que decide la reglas.

Y pasa lo mismo si creo una página, un perfil, un grupo, un canal, un medio de comunicación...

Es tener la libertad de hacer lo que a uno le gusta y no como le gusta al dueño o al jefe, sino como le gusta a uno y punto.

Las redes sociales permiten eso, uno puede crear miles de experimentos. 


Yo creé este intento de blog como en el 2011 y gracias a él he conseguido trabajo y han publicado varias cosas de aquí en medios reconocidos del país. 

Parece que decir chistes flojos y groserías sin sentido, sí paga. 

De hecho, sigo usando la misma plantilla vieja hace años. 

El día que la iba a actualizar, decidí darles gusto a los que la criticaban y hacer otro sitio un poco más serio y esas cosas. 

Ahí nació www.riclargo.com 

No se necesita dinero, sólo creatividad. 

¿Y qué es la creatividad? 

Ver lo que otros no han visto aún.

Todos quieren o necesitan algo 


De hecho, la ventaja de no tener trabajo cuando uno apenas se acaba de graduar es que tiene una cantidad de tiempo libre absurda. 

Puede seguir derecho dos días sin tener que preocuparse por madrugar o cumplir con algún compromiso.

Puede devorarse todos los artículos, blogs, tutoriales, videos, charlas de TED, libros, series, películas y cuanta otra cosa le sirva para el proyecto que tenga en mente. 


Otra opción es trabajar como voluntario en un proyecto que ya exista. 


Puede ser una ONG, un medio alternativo, una universidad, una startup, cualquier cosa. 

Eso sumará como experiencia. 

Sí, es la cagada, pero a nadie lo ponen como director de algo apenas se gradúa. 

Y si lo ponen, va a ser un desastre, precisamente, por falta de aquello, la experiencia. 

Es muy probable que eso que para usted es un simple hobby o un experimento, se termine convirtiendo en algo increíblemente grande.

O que sea el primer paso para llegar al sitio que usted quiere. 

La clave está en no quedarse esperando el milagrito de la vacante que no le pida experiencia. 

La experiencia es sólo eso y puede conseguirse gratis. 

El tiempo que lleva cruzado de brazos, esperando que alguien lo llame, es el tiempo que ya podría tener de experiencia. 

Si cree que es muy bueno en algo, la mejor forma de comprobarlo es creando algo propio. 

Creando su propia experiencia. 

Es probable que sólo se convierta en un proyecto pasajero que le sirvió para algo o en ese experimento lleno de errores que fue un completo fracaso. 

Al final, no importa.

Lo que importa que se arriesgó a hacerlo, le perdió el miedo y adquirió la experiencia que antes no tenía. 


Es más, puede que se enchimbe y terminé siendo multimillonario sólo por haberse puesto a trasnochar para lograrlo. 

Mark Zuckerberg trasnochado en su cuarto de la universidad

Por cierto, les recomiendo verse una película llamada Piratas de Silicon Valley.

La encuentran (obviamente) en Internet y cuenta la historia de dos tipos que tal vez conozcan. 

-
Para saber cuánto me demoré escribiendo toda esta mierda desde el celular, estoy aquí

Para saber cuánto cobro por una asesoría de 2 horas, estoy aquí

Abajo pueden escribir todos sus comentarios, madrazos, dudas, PQR, felicitaciones y cualquier cosa que se les ocurra. Apenas la vea, entro y respondo. (Y si les gustó o puede ayudarle a alguien, compártanlo)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

← ¡Compartir este post es gratis!